1 de febrero de 2023

Munro – Argentina

El Papa visitó una de las ciudades más antiguas del mundo

El segundo día del Papa en Irak ha estado marcado por el encuentro interreligioso con lideres de otras confesiones en Ur de los caldeos.

El segundo día del Papa en Iraq ha estado marcado por el encuentro interreligioso con lideres de otras confesiones en la llanura Ur de los Caldeos, reportó este sábado El Vaticano.

El Papa recordó allí que “la ofensa más blasfema es profanar el nombre de Dios odiando al hermano”.

Ur de los caldeos fue el hogar primero de Abraham, una de las ciudades más antiguas e importantes habitada entre el 2025 y el 1735 a.C.

“Este lugar bendito – dijo Francisco – nos remite a los orígenes, a las fuentes de la obra de Dios, al nacimiento de nuestras religiones”.

“Aquí donde vivió nuestro padre Abrahán, nos parece que volvemos a casa. Él escuchó aquí la llamada de Dios, desde aquí partió para un viaje que iba a cambiar la historia”, expresó 

Francisco explicó la importancia de mirar al cielo, que ofreced un mensaje de unidad: “El Altísimo que está por encima de nosotros nos invita a no separarnos nunca del hermano que está junto a nosotros” pero también nos hace “mantener la fraternidad”.

 «El terrorismo, cuando invadió el norte de este querido país, destruyó de manera brutal parte de su maravilloso patrimonio religioso, incluyendo iglesias, monasterios y lugares de culto de diversas comunidades», recordó.

 Tras recordar el esfuerzo de la reconstrucción, el Santo Padre católico apuntó que Abrahán comportó sacrificios; “tuvo que dejar tierra, casa y parientes”, pero, renunciando a su familia, “se convirtió en padre de una familia de pueblos”.

En medio de la pandemia en la que nos encontramos, el Papa invitó a seguir su ejemplo, para que dejemos “esos vínculos y apegos que, encerrándonos en nuestros grupos, nos impiden que acojamos el amor infinito de Dios y que veamos hermanos en los demás”.

“Nos necesitamos unos a otros” ha continuado, y la pandemia nos ha hecho comprender que “nadie se salva solo”. Además, ha advertido que la tentación de distanciarnos de los demás, “siempre vuelve”. Entonces – asegura el Papa – “el “sálvese quien pueda” se traducirá rápidamente en el “todos contra todos”, y eso será peor que una pandemia”.

Después de las palabras del Papa se procedió al momento de la Oración de los Hijos de Abrahán, según un completo informe de Vatican News.

En ella se agradeció a Dios por “habernos dado como padre común en la fe a Abrahán, hijo insigne de esta noble y amada tierra”, por su ejemplo, valentía, fortaleza, generosidad y hospitalidad; por su fe en Dios.

En la oración se pidió a Dios para que cada persona sea testigo del cuidado amoroso hacia todos, en particular hacia los refugiados y desplazados. Que Dios nos haga instrumentos de reconciliación y paz, al mismo tiempo que seamos capaces de cuidar el planeta.

Fuente: NA