30 de enero de 2023

Munro – Argentina

Así fue la vuelta a la presencialidad de más de 3 millones de alumnos bonaerenses

Los estudiantes de todos los niveles educativos regresan a las escuelas y colegios, aunque lo harán de manera escalonada.

Tras dos meses con clases virtuales debido al impacto de la segunda ola de contagios de coronavirus, más de 3 millones de alumnos del Conurbano bonaerense vuelven hoy a las aulas para retomar la educación presencial. El regreso había sido anunciado el pasado viernes por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y se concreta hoy, ya que entre lunes y martes las autoridades de cada institución educativa habían tenido que volver a organizar el esquema de burbujas y horarios, así como también se debieron realizar modificaciones edilicias.

Las clases presenciales se habían suspendido a comienzos de abril ante el aumento de casos positivos de Covid-19, por lo que los niños y adolescentes debieron volver a tener contacto virtual con las docentes y sus compañeros. La vuelta a las escuelas beneficia a unos 3,2 millones de alumnos en el Conurbano, aunque todavía continuarán con educación a distancia otros 500 mil estudiantes de los distritos del Interior provincial que se encuentran en una complicada situación epidemiológica y sanitaria.

En tanto, la semana que viene unos 250 mil chicos de Carmen de Areco, Guaminí, Salto y Tres Arroyos retomarán también su educación en formato presencial. El retorno será en forma gradual, al igual que había sido el comienzo del ciclo lectivo en marzo: agrupados en burbujas para respetar el distanciamiento en el aula.

La normativa bonaerense, que sigue los lineamientos establecidos por el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del presidente Alberto Fernández, establece el denominado «semáforo epidemiológico», que divide a los distritos de acuerdo a su situación: las categorías son bajo riesgo, riesgo medio, alto riesgo y alarma epidemiológica.

La presencialidad escolar está prohibida únicamente en los municipios que se encuentran en «alarma epidemiológica». Ante el regreso a las aulas en los niveles Inicial, Primario y Secundario, el Gobierno bonaerense remarcó que se debe apuntar al «estricto cumplimiento de las medidas de cuidado».

En ese sentido, la Dirección General de Cultura y Educación, a cargo de Agustina Vila, hizo hincapié en la incorporación de medidores de dióxido de carbono en escuelas estatales, que servirán para poder regular la apertura de puertas y ventanas necesaria para una adecuada ventilación que mitigue el riesgo de contagio y la mayor comodidad térmica posible ante las bajas temperaturas.

Además de realizar testeos muestrales a docentes y auxiliares en las escuelas para la detección de casos asintomáticos, el Gobierno provincial indicó que se enviaron en los últimos días «turnos a la totalidad de docentes y auxiliares inscriptos que aún no tenían su primera dosis» contra el coronavirus. «La vuelta a la presencialidad es un logro de todos los y las bonaerenses que debemos cuidar cada día, continuando con el cumplimiento de las medidas que son efectivas para minimizar el contagio», concluyó la DGCyE.

Fuente: NA