29 de febrero de 2024

Munro – Argentina

Boca se quedó con la Maradona Cup en un partido con guiños del 10

El equipo xeneize igualó 1-1 con el Barcelona y, en los penales, lo superó por 4-2


El Barcelona y Boca igualan 1-1 por la Maradona Cup, que se disputa 
en honor al ídolo que vistió la camiseta de ambos equipos y que, más allá del emotivo homenaje del fútbol, se animó a regalar hasta un guiño maradoniano. Un golazo de Ferran Jutglà que involucró una mano como aquella del gol a los ingleses -aunque aquí no fue el último toque y la usó el brasileño Philippe Coutinho- y otro de Exequiel Zeballos abrieron el marcador del atractivo amistoso que evocó el aura del Diez en el Mrsool Park, en Riyadh, Arabia Saudita.

Para el amistoso en homenaje al histórico 10, Sebastián Battaglia eligió a Agustín Rossi; Luis Advíncula, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo, Frank Fabra; Agustín Almendra, Jorman Campuzano, Juan Ramírez; Edwin Cardona; Luis Vázquez y Sebastián Villa. Xavi Hernández, en tanto, eligió una alineación alternativa: Neto; Sergiño Dest, Eric García, Clément Lenglet, Alex Balde; Alvaro Sanz, Riqui Puig, Dani Alves; Demir, Coutinho, Ferran Jutgla.

El primer tiempo, un rato para cada uno

La afición catalana, todavía golpeada por la eliminación de la Champions League, fue la primera en entusiasmarse en Riyadh, con el primer ataque que despertó algo de fútbol en el esperado amistoso. Un intento de Riqui Puig que se fue cerca pero le generó peligro a Agustín Rossi luego de un buen pase al vacío de su compañero Eric García. El seis del Barca, el más inquieto y movedizo en Arabia, unos minutos después, volvió a preocupar al arquero argentino con un remate desde afuera del área.

Antes de que Boca tomara las riendas del partido, otro que encendió el fútbol fue el histórico brasileño Dani Alves, recordado en aquel Barcelona de Pep Guardiola. El lateral de 38 años -que recién en enero estará habilitado para debutar oficialmente- llegó al conjunto culé para iniciar su segunda etapa y ya en sus primeras apariciones hizo emocionar la memoria blaugrana. A los 18 minutos, se animó a pegarle desde afuera del área y sorprendió a Rossi, a quien el pique y la potencia del remate le impidió quedarse con la pelota y lo obligó a despejar.

El lujo de Almendra

El equipo argentino, luego de los primeros 20 minutos de mayor tenencia y asedio del elenco catalán, se adueñó del amistoso por un rato. Además, fue el que entregó la joya que por ahora más brilló en tierras árabes. El hacedor de la perla fue el juvenil Agustín Almendra, que quiso mostrarle al Barcelona su calidad para recuperar la pelota con la más alta técnica: el volante, en una salida del Barca ante la intensidad xeneize, le sacó el balón a Yusuf Demir con un quite quirúrgico y, al ver venir a Ferran Jutglà, se valió de un exquisito caño para salir airoso y continuar con la ofensiva.

El show siguió en tierras árabes aun cuando los jugadores se fueron al entretiempo. Con los equipos en el vestuario y con Dalma y Giannina, dos de las hijas del Diez presentes en el estadio junto a su mamá, Claudia, la pausa del fútbol siguió su tributo al último DT del Lobo: Ulises Bueno, hermano del «Potro» Rodrigo, cantó la histórica canción que el cordobés le compuso al campeón del mundo en 1986, mientras que al mismo tiempo un artista creó un emotivo retrato de Maradona en unos pocos minutos, los que duró la actuación del cantante.

Golazo con guiño maradoniano

Al regreso, llegó el gol del Barcelona, casi un guiño maradoniano desde el cielo. Y es que el 1-0 que Jutglà anotó a los cinco minutos de la segunda parte, aunque fue un golazo a la altura de la fiesta para el 10, involucró una mano escondida, la del brasileño Coutinho, quien le dejó el balón a disposición a su compañero culé apelando con sutileza a la maniobra ilícita, que no llegó a ser percibida por el árbitro. Jutglà no esperó ninguna resolución: giró en el área para hacerse el espacio exacto y ubicar su mejor perfil, y luego sacó un potente remate, inalcanzable para Rossi. El guiño fue perfecto porque evocó la histórica jugada del primer gol a los ingleses, pero sin atreverse -la mano, claro- a ser la última protagonista de un nuevo gol mágico.

Y llegó el empate de Boca

Como un broche de justicia que se conjugó con lo que había sido el fútbol en Arabia Saudita, a los 76 minutos Boca empató el partido. El conjunto xeneize, que había ido a buscar la igualdad con entusiasmo, alcanzó el 1-1 definitivo para el partido gracias a un gol de Exequiel Zeballos, quien definió entre el fondo culé luego de un centro bajo del colombiano Frank Fabra.

Esta será la undécima ocasión en que se enfrenten porteños y catalanes; la última por el Trofeo Joan Gamper en Barcelona, en 2018, en un partido que terminó 3-0 en favor de los españoles con un tanto de Lionel Messi. En el historial general, Boca se impuso cinco veces, Barcelona cuatro y empataron el restante. La última victoria del club argentino (3-2) fue en un amistoso disputado el 11 de agosto de 1999 en Alicante.

Fuente: NA