18 de abril de 2024

Munro – Argentina

Eladio Carrión: «Argentina fue el primer lugar que aceptó mi música»

El cantante puertorriqueño anunció para el 2 de septiembre su primer show en el Luna Park. El reggaetonero tiene una relación muy profunda con la movida local, con fanatismos, feats y sentimientos entrecruzados.

«Llegué yo, llegué yo», saluda Eladio Carrión al otro lado del Zoom. Y de verdad está llegando: el artista puertorriqueño anunció este mes su primer show en el Luna Park, el 2 de septiembre. Un hito no sólo para él, sino también para la escena que representa. «El Luna Park es para los argentinos lo mismo que el Choli para nosotros», dice el músico en referencia a El Choliseo, denominación popular que tiene el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

«Siempre quise hacerlo, desde que comencé a cantar en Argentina. Y el público de allá da para atreverse a probar por primera vez en un estadio», dice. El llamado «palacio de los deportes» porteño es una plaza que sirvió para amplificar o consagrar en Buenos Aires a dos generaciones de tótems de la música urbana boricua. De lo que pueden dar fe desde Wisin & Yandel hasta Bad Bunny, pasando por Arcángel. Primero ídolos, después colegas y hoy compinches del nacido en Kansas City.

Justamente fueron estos artistas quienes corrieron la voz en la nación insular acerca del fanatismo argentino por el reggaetón, mientras mostraban su sorpresa y respeto por la movida trapera que se estaba cocinando. Eladio forma parte de la progenie de artistas puertorriqueños que creció con esa advertencia, lo que derivó en su seguimiento, empatía, conexión y mimetización con la escena local.

► El gran hermano boricua

Hasta no hace muchos años, la admiración de un artista boricua por uno argentino que hiciera la música que se inventó en su país parecía una utopía. Algo descabellado. Si bien geográficamente Argentina está a medio continente del Caribe, culturalmente se encontraba a años luz. Pero gracias a la terquedad, al igual que al caudal de información que circuló en redes sociales, sucedió lo inconcebible.

Mientras esta orilla del Río de la Plata comenzaba a perfilarse como una potencia mundial de ese crisol de géneros, Eladio vino a comprobar por cuenta propia lo que estaba sucediendo. O más bien lo que estaba por acontecer. «Si cantar en un estadio de tu país es especial, hacer este show es todavía más especial para mí porque Argentina fue la primera plaza que aceptó mi música«, reconoce el cantante.

–En aquel momento, ¿qué te atrajo de Argentina?

–Era la plaza que estaba haciendo la música que yo también estaba haciendo. Yo andaban con el reggaetón, el dancehall y el trap, y en Argentina estaban haciendo trap. Y me gustaba: los ritmos, la producción, la temática y el sentimiento. Eso fue lo que me encantó y me motivó a ir para allá.

En mayo de este año, Eladio puso en circulación Nota, que consolida su vínculo con los artistas de acá al tener feat de Nicky Nicole. En este toma y daca con la escena local, en junio de 2021 el también compositor de 27 años fue uno de los invitados internacionales que tuvo Bizarrap para sus BZRP Music Sessions, encarando ek episodio 40. Ambos se volvieron a ver poco después en el disco Sauce Boyz 2, donde el boricua convocó al productor para que se encargara de Sin frenos, donde también se suma Duki. 

Aunque el año pasado lanzó el mixtape SEN2 KBRN y su segundo álbum de estudio, Monarca, el disco con el que Eladio está girando actualmente es Sauce Boyz 2. Es que se trata de su mejor trabajo hasta la fecha: «Simplemente intentaba superar mis otros discos», justifica. «Si bien me encantan todos los que hice, estaba buscando hacer algo épico, algo que la gente escuchara y recordara por su frescura.»

–¿Cómo se logra eso?

–Le metí mucho amor a los temas, a la producción, a la escritura, a la mezcla. Me gustan todos mis discos, pero puedo ver mi crecimiento en cada uno. Con esto me refiero a mis ritmos, mis letras y mi delivery.

–La novedad del disco es que te metiste con la new wave y el hyperpop.

–Mis discos traen de todo, por más que siempre giren en torno a la trap bass. Me gusta buscar y probarme en estilos diferentes, en ritmos distintos, para no hacer lo que los demás ya hacen.

–Es un repertorio repleto de invitados, lo que habla de tu generosidad.

–No es que yo sea generoso. Cuando colaboro con gente de otros países, es porque necesito esa ayuda. Además, soy fan de la música, me gusta y escucho música de todo el mundo, no sólo de Puerto Rico.

► La conexión real

Entre los nombres que figuran en los créditos de Sauce Boyz 2 destacan los de Karol G, Rels B, Jay Wheeler y los históricos Nicky Jam y Arcángel. En tanto que Nasa, Taiko, Bassyy y Andre The Giant sobresalen en la producción. «Antes solo tenía un par de tenis. Ahora acabo de gastar diez mil en ropa que solo me voy a poner una vez. Increíble cómo cambia todo, confía en el proceso», versa Par de tenis, tema que abre ese disco.

–¿Qué tan reales son las letras de tus canciones?

–Cada cosa que canto es real. Es para que la gente se motive: soy un libro abierto con mi música, lo mismo en cuestiones del desamor. Aunque a veces otros me cuentan sus historias y las vuelco a los temas porque creo que son conceptos buenos con los que la gente se puede identificar. También tengo mis perreos, que no dicen nada y que son para que el público disfrute. Pero mi misión como artista es hacer canciones para conectar con la gente.

–Más allá de Calle 13, ¿ves a la música urbana cantándole a la política?

–Me mantengo alejado de todo eso, al menos en mi música. Me escucha gente con opiniones diferentes, y eso lo respeto. En mis redes tengo mi opinión sobre ciertas cosas, y las comparto.

–¿Creés que la tiraera tiene sentido en esta época?

–Esto te lo respondo como fan. Siento que la tiraera tuvo su momento en la música urbana. Pero ahora mismo ves que hasta los cantantes de Estados Unidos no lo hacen más. Eso ya no pega, no deja dinero. La gente se aburre de eso. Si dos artistas tienen problemas, deberían hablarlo o resoverlo a los puños.

► Canto sincronizado

En 2015, antes de dedicarse a la música, Eladio Carrión fue deportista de alto rendimiento. Tanto así que formó parte del equipo nacional de natación de Puerto Rico a principios de la década pasada.

–¿En qué se parecen el deporte de alto rendimiento y la música?

–En mi vida, el deporte fue una base muy fuerte y estable. Siento que te ayuda entender varias cosas, que te ayuda para cualquier cosa, no sólo para la música. Un deportista tiene más hambre de querer algo que cualquiera que no lo fue, y eso fue lo que me pasó.

–Sos hijo de un militar. ¿Te dijo algo cuando decidiste dedicarte a la música?

–Mis padres tuvieron unos 10 años bastante confundidos. Ahora mismo los entiendo, porque estuve brincando de una cosa a otra. Pero siempre tuve mucha fe de que iba a hacer algo grande. Antes era la natación, hoy es la música y quizá en el futuro tenga un llamado más grande. Uno nunca sabe. Lo que sí sé es que lo siento en el corazón.

–Don Omar se retiró, y Daddy Yankee lo hará este año. ¿Expira un reggatonero?

–Creo que hay una fecha de expiración. Yo tengo mi vida planeada, ya sé qué voy a hacer en los próximos 30 años. Tengo plan B, C y hasta Z.

–¿Y cuál es ese plan?

–Se irán enterando poquito a poco.

Fuente: Pégina|12