13 de julio de 2024

Munro – Argentina

Cómo comprar comida más barato: todas las ofertas

Un informe de fines de 2021 reveló que, dependiendo de dónde se realizan las compras, los márgenes de precios pueden llegar al 232%. La mayor diferencia se encuentra en frutas y verduras.

Como siempre que el mercado cambiario entra en tensión en la Argentina la presión sobre los precios se dispara, incluso en aquellos rubros en los que la incidencia del tipo de cambio es muy baja o incluso nula. Desde hace años la remarcación siempre está a flor de piel entre los formadores de precios y hasta el propio Federico Braun, dueño de La Anónima, la mayor cadena de supermercados de la Patagonia admitió, entre risas, que su receta contra la inflación es » remarcar todos los días».

Y ante la disparada de la inflación quienes ya pintan canas no pueden dejar de recordar, a la hora de hacer las compras para el hogar, el consabido consejo de Lita de Lazzari, la mediática ama de casa que pedía «camine, señora, camine» para encontrar mejores precios.

La realidad es que desde aquella época hasta hoy a la hora de ahorrar el secreto sigue siendo el mismo: buscar los lugares con los mejores precios.

Un informe de fines de 2021 realizado por la consultora Focus Market reveló que un consumidor puede ahorrar hasta un 232 % en sus compras si sabe bien dónde hacerlas.

El mayor margen puede encontrarse en la compra de frutas y verduras, en las que el consumidor encontrará diferencias abismales de precios entre el Mercado Central ubicado en la localidad bonaerense de Tapiales y otros puntos de venta de la ciudad de Buenos Aires.

Otra muy buena opción, y más a mano para los porteños son también las ferias itinerantes de la Ciudad donde además de productos de verdulería podrán encontrar carnicería, productos de almacén, de limpieza, de dietéticas y más.

Aquí se puede consultar en qué días y horarios llega la feria de la Ciudad más cercana a tu hogar.

De acuerdo con el estudio de Focus Market buscando con esmero se pueden lograr ahorros de hasta el 41% en la compra de productos de almacén dependiendo del punto de venta que se elija.

Y en el rubro carnicería las diferencia de precios pueden llegar al 31%.

Quienes sigan prefiriendo realizar todas sus compras en un mismo lugar por una cuestión de tiempo y comodidad los grandes supermercados como Coto o Carrefour ofrecen descuentos de distinto tipo dependiendo del día de semana. Los más importantes suelen ser los fines de semana cuando abundan promociones 2×1; 3×2 o descuentos que llegan hasta el 80% en la segunda unidad de un mismo producto.

A ello se suman descuentos realizados según el medio de pago que se utilice. Por eso conviene informarse bien antes de ir para poder aprovecharlos mejor.

Otra buena opción es siempre privilegiar, a la hora de elegir un producto, los que están incluidos en el programa Precios Cuidados que te permiten tener una referencia de cuánto debería pagarse por un mismo producto y así no pagar de más.

Para los más previsores también pueden funcionar muy bien los mayoristas. De manera individual o bien comunitaria con vecinos y amigos para luego repartir, las compras por bulto cerrado son siempre una muy buena opción. Inicialmente se pagará mucho más que si se realizaran las compras día a día. Sin embargo, stockearse de productos en un contexto inflacionario implica un ahorro en el largo plazo.

Fuente: m1