13 de abril de 2024

Munro – Argentina

Capturan en Japón a un mono de una manada que atacó hasta 50 personas

La preocupación por el ataque de los monos era tan grande que los funcionarios públicos de Yamaguchi contrataron a cazadores para que buscaran a los especímenes. El simio fue atrapado con dardo tranquilizador y tras cerciorarse de que, efectivamente, se trataba de uno de los monos que atacan a las personas, las autoridades de Agricultura lo sacrificaron. 

Como si se tratara del clásico del cine El planeta de los simios, pero sin ciencia ficción, la ciudad de Yamaguchi se vio amenazada en sus últimas semanas por una manada de monos que atacó a unas 50 personas. La situación llevó a las autoridades a desplegar una campaña para cazarlos que parece que empezó a rendir sus frutos: se anunció que fue capturado y asesinado uno de los primates. Se trata de un macho que fue sorprendido cuando merodeba los alrededores de un colegio de la localidad japonesa.

Durante tres semanas se ha rastreado a la banda de monos, que se convirtió en noticia por los reiterados ataques a pobladores que sufrieron mordiscos y rasguños .La preocupación fue tan grande que los funcionarios públicos contrataron a cazadores para que buscaran a los especímenes. Desde el departamento local de Agricultura precisaron que al mono le dispararon con un tranquilizador y lo atraparon cerca de un lago en los predios del colegio.

Tras cerciorarse de que, efectivamente, se trataba de uno de los monos que atacan a las personas, se lo sacrificó. Según se informó, tenía una edad estimada de cuatro años y media aproximadamente un metro de altura. Ahora sigue la búsqueda de los demás monos. 

El caso de los devoradores de hombres de Tsavo

Aunque risueño y sin mayores consecuencias, el caso de los monos japoneses remite a dos leones que a fines del siglo XIX atacaron y devoraron a varios hombres en África durante la construcción del ferrocarril que une Uganda y Kenia. 

El teniente coronel inglés John Henry Patterson, que arribó para supervisar las obras, abatió a los dos felinos en 1899. Los cuerpos de los leones se conservan en el Museo Field, en Chicago.

Fuente: Página|12