25 de mayo de 2024

Munro – Argentina

¿El dulce de leche se guarda en la heladera o en la alacena?

GOURMET11 Octubre 2022

Es uno de los manjares de la cocina local y tiene tantos fans que hasta le dieron su propio día, pero, ¿cómo conviene mantenerlo el resto del año?

Este martes, 11 de octubre, es el Día del Dulce de Leche, una de las delicias de la gastronomía local que tiene fanáticos en todo el mundo. Pero, ¿cómo conservarlo una vez abierto el pote o frasco? La respuesta es sencilla, pero hay que confiar en la preparación del producto, ya sea industrial o casera.

«Siempre en casos como el del dulce de leche hay que fijarse en lo que dice la etiqueta del producto. Yo lo metería en la heladera, pero tiene tan poco AW (el agua disponible de los alimentos) que es muy difícil que se desarrollen bacterias ahí», mencionó a minutouno.com el nutricionista Emanuel Cardozo (MN 10599).

Antes que en el frío de la heladera es recomendable guardar el pote «en algún lugar fresco donde que no le dé la luz del sol», como una alacena, porque la baja temperatura puede cambiar la composición del producto.

«El azúcar, en este caso, ‘trabaja’ igual que cuando le ponen mucha sal a los alimentos», explicó Cardozo, y ambos ingredientes en grandes cantidades sirven de conservantes porque «hacen que el ‘ambiente’ sea difícil para el desarrollo de bacterias patógenas», agregó.

Por su parte el licenciado en Alimentos Ismael Bracco opinó en la misma línea que el dulce de leche «es un producto que tiene mucha cantidad de azúcar, lo que hace que tenga poca presión osmótica, es decir, poca agua disponible para que los microorganismos puedan desarrollarse en él, entonces se conserva bien a temperatura ambiente«.

«Esta es una cuestión física», explicó por su parte Ismael Bracco, licenciado en Alimentos de la marca de dulce de leche Luz Azul.

«En el dulce de leche hay lactosa, que es una sustancia muy insoluble. Si lo pongo en un ambiente de frío voy a facilitar las condiciones para que se forme cristales de lactosa y que sobre ellos el azúcar -la sacarosa- se siga depositando y generando cristales aún más grandes hasta que finalmente se forme el famoso dulce azucarado con esa ‘capita’ blanca que le resta calidad«, se explayó.

«Definitivamente vamos a lograr que el dulce se conserve durante más tiempo si lo mantenemos fuera de la heladera«, confirmó el especialista de la compañía de Azul, provincia de Buenos Aires.

Algunas marcas de dulce de leche recomiendan conservarlo en la heladera y su consumo dentro de los cinco días de abierto, y en el caso de los dulces caseros probablemente sea mejor elegir la refrigeración para evitar situaciones incómodas. Es eso o confiar en el efecto del azúcar.

Fuente: m1